Después de lo ocurrido en el último congreso regional del PSOE, los socialistas tinerfeños –que acudieron a él divididos- deberían evitar que el Congreso del PSOE en la isla reproduzca los mismos conflictos y tensiones. De hecho, tienen ya garantizada la renuncia a ser reelegido del actual secretario general, José Miguel Rodríguez Fraga.


Fraga, alcalde de Adeje desde hace 22 años, logró desplazar a Santiago Pérez de la secretaría general en el último congreso por un estrechísimo margen de votos, para luego ofrecer al mismo Pérez la candidatura a la Presidencia del Cabildo. Pérez perdió frente a Ricardo Melchior, y Fraga contempló el retroceso del PSOE en varios importantes ayuntamientos. Eso, unido a la pérdida de peso político de los socialistas tinerfeños, colocó al partido en Tenerife en una situación de guerra civil entre partidarios y contrarios a López Aguilar, que el último congreso regional resolvería ampliando la ejecutiva para dar juego a todos los sectores.

Con tal precedente, lo razonable sería que el PSOE tinerfeño llegara a su congreso insular superando heridas del pasado, y buscando integrar todas las corrientes y familias de la isla en torno a una dirección de consenso. Pero no va a ser así: ni siquiera hay acuerdo entre los juanfernandistas: el nombre que más sonaba hasta hace poco era el de Gloria Gutiérrez, diputada regional crecida políticamente a la sombra del propio Pérez, y que ha sido reemplazada como candidata ‘oficial’ por Sandra Rodríguez, la abogada del grupo parlamentario a la que se acusó de provocar la dimisión de Spínola. Sandra es una mujer joven, con talento y preparación técnica, pero relativamente nueva en el PSOE. Cuenta con el apoyo decidido de López Aguilar, que incluso se desplazó este lunes a Tenerife para intentar frenar otras iniciativas de su grupo, como la de Pedro Anatael (abortada antes de nacer), o la del periodista Nacho Viciana, que fue secretario de organización con Santiago Pérez y que aglutina a la corriente de afiliados conocida como ‘grupo de El Sauzal’. Viciana ya ha anunciado su candidatura públicamente, pero es probable que acabe retirándola si López Aguilar y Santiago Pérez se pronuncian a favor de Sandra Rodríguez.

En el otro sector, el que ha gobernado el PSOE tinerfeño estos últimos cuatro años (el de los alcaldes), no hay todavía nombres, ni prisda en ofrecerlos. Lo que se quiere es encontrar alguien que pueda enfrentarse a ATI en 2011 y vencer a Ricardo Melchior, si se presenta. Se hablaba de Aurelio Abreu, pero ahora se escuchan más los nombres de los alcaldes de Candelaria, Sindo Trujillo, y de Guía de Isora, Pedro Martín, un valor en alza en el partido. Puede ser cualquiera, perro lo cierto es que –a menos de un mes de celebrarse- nunca antes un congreso del PSOE había estado tan ‘abierto’.