a babor

A de Adán y de Apuesta por el ‘tandem; B de Barragán, masculino singular de ‘barragana’, señora dedicada a entretener la espera a quienes pueden permitírselo; C de Coalición; Ch de extorsión; D de Dimas y sus periféricos del seis por ciento; E de Encuestas, las que hacen las empresas amigas o las que hacen los afiliados siguiendo instrucciones de Nacho González, para que Bravo pueda presumir de no presumir; F de Fonfín, deshojando la margarita de un cambio de última hora si llega a confirmarse que Hermoso no será candidato; G de García (profesor García), candidato alternativo del nacionalismo panperiferico, el que se presenta a todo y no sale de nada; H de Hermoso, evidentemente, faltaría más, es imposible hacer ensalada sin una buena lechuga; I de Insensatos, de Inmaduros, de Imbéciles, de Inútiles, de Incapaces y de Incompetentes, osea, I de Insultos de los unos a los otros y de los otros a los unos, y no I de Ideas, que es lo que no se escucha por ningún lado desde hace algunos meses; J de Jerónimo (vuelve la pata negra); K de los cientos de Kilos que habría que incorporar al presupuesto para asfaltar de color naranja las carreteras de Lanzarote, si al final la Plataforma consigue ser bisagra de algún gobierno; L de Lealtades indispuestas; G (otra vez) de García -el profesor- luchando denodadamente por devolver el esplendor perdido al nacionalismo; Ll (le guste o no a la Academia) de Llave: la del baúl de los recuerdos de Pedro Medina, dónde esconde el mismísimo pendón de la conquista; M de Moción (de Censura); N de No, de Ni hablar, de Ni por esas y de Nunca, vocablos favoritos de los honorables pileros que mañana podrían entrar en Coalición Canarias para volver a salir pasado mañana, si se les deja; Ñ de Ñoñería (referida a los argumentos de Bravo para explicar que habrá un tercer alcalde en Arrecife en esta legislatura; O de futurible hipotético presidenciable; P de Padrón, a la espera como siempre, y más todavía en unos tiempos en los que todo el mundo sospecha que el diputado herreño será el único diputado periférico que logrará sobrevivir a la aplicación de la Ley Electoral; Q de ¿Quién? (pregunta que se hacen los afiliados socialistas ante las primarias); R de Rumores; S de Sospechas; T de la Televisión Canaria que no tendremos; U de Urna; V de Viagra; W de Watergate, si al final sale la cinta de Bonis conspirando en Fuerteventura; X de Incógnita sobre el futuro de Mauricio; Y de «Yo no fui», que es lo que repite Victoriano; y Z de Zoquetes. Porque el PNC también está de actualidad.

Colchón:
C de Coalición; Ch de extorsión; D de Dimas y sus periféricos del seis por ciento; E de Encuestas; F de Fonfín, deshojando la margarita de un cambio de última hora…