a babor

Lo más sorprendente de la rueda de prensa ofrecida ayer por el presidente del Gobierno de Canarias en el antaño legendario Waldorf Astoria (en tiempos ya pasados fue el hotel más lujoso y renombrado de Nueva York), no es que se convocara para tan temprana hora como las siete cuarenta y cinco de una mañana intensamente fría y nevada. Ni siquiera que se prolongara mucho más de lo tradicional y prudente, para terminar en una de esas largas y confusas reflexiones sobre el papel del nacionalismo en la construcción de Canarias, por las que Manuel Hermoso siente desde su conversión al nacionalismo militante una singular debilidad. Lo más sorprendente de la presidencial despedida al numeroso grupo de periodistas que acompañaron a Hermoso en su presidencial periplo a las Américas es la constatación de que el presidente es capaz de liarla incluso a miles de kilómetros de distancia.
Ejemplo: Hermoso sorprende a su dormida audiencia periodística anunciando muy satisfecho que ha mantenido una reunión con unos empresarios norteamericanos vinculados al mundo audiovisual. Los empresarios, afirma Hermoso, le han puesto al corriente sobre un novedosísimo sistema de televisión que permite seleccionar sobre la marcha y a la carta cientos de canales y de ofertas televisivas. Explica que el sistema en cuestión puede ser una interesante alternativa para la televisión autonómica regional, dado que permite una oferta cultural diferenciada a la del resto de los canales convencionales. Esto se logra -explica Hermoso- gracias a un sistema de ordenadores que controlan el proceso de selección y permiten al espectador optar desde su casa a todo el catálogo de programas e informaciones que proponga la empresa operadora. Hermoso insiste en que la empresa en cuestión -de la que se niega a citar el nombre para evitar que se entorpezca un posible proceso negociador- está interesada en invertir en Canarias y llegar a acuerdos tecnológicos con el Gobierno de Canarias, con Telefónica o con quien sea. Hasta ahí el anuncio, que ha producido murmullos entre la canalla, muy divertida por el hecho de que Hermoso haya descubierto la televisión por cable.
A la canalla le hace gracia el asunto, entre otras cosas porque se ha pasado las frías y solitarias noches neoyorkinas enchufada a la variada oferta de cable en las habitaciones del hotel: ‘Stargate, una puerta a las estrellas’, ‘El especialista’ de la Stone y el Stallone, el muy oscarizable ‘Forrest Gump’ y la humedísima ‘Las calientes bragas de Sonia’ demuestran a las claras que la novedosa tecnología descubierta por el presidente no es lo que se dice tan nueva.
No debe serlo cuando algunos ayuntamientos gobernados por ATI, partido que lidera el propio Hermoso, negocian desde hace tiempo -o en algunos casos incluso han cerrado- acuerdos y convenios con empresas locales que aspiran a estar bien posicionadas y con concesiones municipales para cuando se apruebe la ley del Cable. No debe serlo, en fin, cuando UNELCO estudia y prepara desde hace años sistemas y redes de fibra que permitan llevar la tele por cable y su mundo de servicios audiovisuales (y de los otros) a todos los hogares canarios.
Hermoso ha descubierto el cable en los USA, en fin: más vale tarde que nunca. Pero si hubiera tardado unos meses más en hacer este viaje, podría incluso haber realizado la presentación del REF en USA, vía cable, desde el cuarto de estar de su casa.